Siro, caso de éxito de Colaboración entre la industria alimentaria y los canales de distribución